Dr. Alejandro Arvelo

Nos encontramos en el despacho del profesor Eulogio Silverio, Director de la Escuela de Filosofía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Nos hemos dado cita aquí para dar continuidad al programa «El Archivo de la Voz». Hoy tenemos como invitada a una persona que es un símbolo y un modelo a seguir, no solo para los miembros de la nueva generación de filósofos y aprendices de filósofos, sino también para muchos de sus contemporáneos. Se trata de la profesora Elsa Saint Amand Vallejo.

La profesora Amand comenzó estudiando medicina, pero pronto descubrió que su vocación era la filosofía. Tuvo la suerte de tener unos padres comprensivos, como ella misma dice en su libro «La Utopía Materialista de Spinoza», que la apoyaron para que pudiera irse a España, donde cursó la licenciatura en Filosofía. También cursó una licenciatura en Ciencias de la Educación en la Universidad Complutense de Madrid. Posteriormente, en la misma universidad, hizo su habilitación doctoral y completó su doctorado.

Además, la profesora Elsa Saint Amand tiene una Maestría en Derecho Internacional por la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Es una profesora destacada y admirada, tanto por sus estudiantes como por sus colegas. Además de ser profesora en la Escuela de Filosofía, es profesora desde hace mucho tiempo en la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Bienvenida, profesora.
Es un placer, tanto para el profesor Silverio como para quien le habla, que usted haya aceptado participar en este programa, «El Archivo de la Voz».

Dra. Elsa Saint Amand Vallejo.

Muchas gracias, pero el orgullo es mío por estar aquí con ustedes, conversando acerca de lo que he podido aportar dentro de todos mis objetivos en la vida. Eran, digamos, muy ambiciosos en una época dificultosa, y logré salir del país buscando enriquecimiento intelectual y cultural, siempre con la idea de volver para dejarlo inserto en el espíritu de nuestra nación, que amo tanto y con tanta dedicación. 

Dr. Alejandro Arvelo 

Hay una faceta que estoy seguro muchos de sus estudiantes y lectores no conocen: usted es músico profesional, pianista graduada del Conservatorio Nacional de Música, lo cual no es poca cosa. ¿Cómo se produce la confluencia entre esos diversos aspectos en la profesora Elsa Saint Amand, la música, la teoría política, y la filosofía?

Dra. Elsa Saint Amand Vallejo.

Como siempre digo, me considero una persona de mucha suerte porque siempre he tenido gente que me ha nutrido cerca. Me he nutrido de mis compañeros de edad, de mis maestros, de mis padres. Pero yo diría que la música y el arte siguen siendo el arcano de respuesta con respecto a las aperturas filosóficas a las que después pude acceder.

En primer lugar, me acerqué a la música por mi propia cuenta desde que tenía cinco años. Le dije a mi profesora de canto del colegio primario, cuando recién comenzaba mi educación básica, que quería aprender a tocar piano como ella lo hacía para acompañarnos con los himnos y todas estas cosas emocionales con las que se suele vincular a los niños con su nación.